agosto 3, 2020

Nueva Constitución

Una Nueva Constitución debiese hacerla el pueblo, dueño y titular de la soberanía, el que debe ejercer sus funciones de la manera más libre e igualitaria, a través de los plebiscitos, procesos electorales, asambleas, cabildos, organismos e instituciones que de manera legítima, igualitaria y democrática, establezca. De allí que resulte imperativo asegurar paridad de género y representación de los pueblos originarios.

Las democracias modernas requieren de un firme sustento cívico y participación directa de la ciudadanía para afirmarse en el tiempo.